Oficinas: dicen que hay poca oferta y surgen desarrollos en barrios no tradicionales

El CEO de la consultora CBRE dice que la cantidad de metros cuadrados disponibles para el uso corporativo está por debajo de los niveles de otros países latinoamericanos.

El impulso que en los últimos años recibió el barrio de Palermo en la construcción de inmuebles destinados a la vivienda y a locales comerciales, se está expandiendo al mercado corporativo. Hoy, la zona representa un 5% del total del mercado de oficinas y -a pesar de la coyuntura adversa- la proyección de futuros desarrollos asciende a casi 80 mil metros cuadrados que se van a entregar en los próximos tres años, afirma un relevamiento de la consultora CBRE.

El caso de Palermo podría replicarse en el resto de los mercados corporativos locales, como Catalinas, Puerto Madero o el Corredor Norte (Panamericana), entre otros. Ya que, según Nicolás Cox, CEO de CBRE para Argentina y Chile,”las oficinas pueden ser un buen refugio para las empresas en este momento, una oportunidad de inversión para protegerse de la inflación y también contra por el cepo”, dispara.

Nicolas Cox, CEO de CBRE para Argentina y Chile

En este sentido, la Argentina está subofertada, según comentó el directivo, de paso por Buenos Aires. La ciudad tiene un promedio de 1,8 millones de metros cuadrados de oficinas “Clase A” disponibles, lo que la convierte en la tercera área metropolitana más grande de Latinoamérica. El nivel está por debajo de otras ciudades, como Santiago de Chile, que es mucho más chica, advierte el directivo. “Hoy hay espacio para nuevos proyectos”, asegura.

En cuanto al desarrollo en Palermo, un reciente relevamiento de CBRE, señala que el avance de los inmuebles corporativos en esta zona viene creciendo en los últimos 10 años. “Durante ese período, el inventario avanzó unos 100 mil metros cuadrados, impulsado por una progresiva demanda de ocupantes que ha elevado la calidad de la oferta, dice Eduardo Di Buccio, Business Development Manager de CBRE Argentina.

Es uno de los submercados más extensos geográficamente, con edificios en el rango de 2.000 a 34.000 metros cuadrados rentables, cuenta Di Buccio.

Según los expertos, Palermo se transformó en un pujante submercado de oficinas no solo por su dimensión sino por aspectos cualitativos de la oferta. El tipo de oficina de Palermo está cambiando hacia un producto más corporativo, de mayor categoría, con especificaciones técnicas aptas para compañías de primera línea. Según la experiencia de CBRE, el número de consultas sobre oficinas en este submercado se incrementó en los últimos 4 años, “sin embargo, este creciente interés no siempre pudo encontrar una oferta que sea compatible con los requerimientos, sea por cuestiones técnicas o directamente por falta de producto”, aclara el directivo.

Con respecto a los precios, por ahora Palermo posee rentas más competitivas que el resto de los submercados de la Zona Norte, comparables con el Corredor Panamericana. El promedio mensual es de US$ 21 por metro cuadrado y se ubica oportunamente debajo del promedio de mercado que está en US$ 24,84.

Respecto de otros países, las oficinas porteñas están entre las más caras de América Latina, según la experiencia de Cox. Así como también existe una gran dispersión de precios, agrega: en el Corredor Panamericana, el precio promedio es U$S 21, mientras que en Catalinas asciende a US$32 o 34.

En cuanto al nivel de vacancia, es decir a los espacios desocupados, según Cox, ahora Buenos Aires está en un nivel de equilibrio: en el primer cuatrimestre mantenía una vacancia del 8% y la tendencia luego fue a la baja, señaló. Algo similar ocurrió con los precios de alquiler, debido a la recesión y a la menor demanda de parte de las empresas. No obstante, según el directivo, “el principal driver para buscar una ubicación no debería ser el precio del alquiler, sino la posibilidad de atraer a la gente”, opinó.

Fuente: Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.