Primeros apuntes del salón de Madrid

Los protagonistas del sector tuvieron una semana movida en el viejo continente. Más de 100 referentes de la industria local participaron del salón inmobiliario de Madrid (SIMA) que arrancó el 25 de mayo. Si bien el día clave fue el viernes, jornada en la que los argentinos tuvieron expusieron las oportunidades que presenta el mercado local; los ciclos de conferencias del miércoles y el jueves fueron fuente de inspiración para los empresarios.

El análisis del ciclo que vivió el sector en España: el florecimiento entre 1990 y 2007 con un crecimiento a un ritmo del 6 por ciento anual, la burbuja de precios, la posterior debacle con el quiebre de la mayoría de los desarrolladores locales, el papel de las entidades financieras, el surgimiento de un banco “malo” que se quedó con todos los activos, -las tierras y los proyectos en proceso de aprobación- y cómo fue el proceso de resurgimiento fueron temas que captaron la atención de los asistentes.

Muchos de ellos -aclarando que la crisis inmobiliaria local de los últimos años no tuvo similitud con el pasado español- se entusiasmaron al entender que sin necesidad de vivir semejante crisis, el mercado local va camino a utilizar las mismas herramientas que sacaron a los ladrillos españoles del pozo: el mercado de capitales como fuente de financiamiento, la llegada de los fondos de inversión extranjeros y la profesionalización de una industria en la que ya no hay espacio para improvisados. “Hoy no basta con tener olfato para comprar una buena tierra y construir. Es más complejo: a los conocimientos del sector, hay que sumar los aspectos legales y los impositivos entre otros, porque el negocio inmobiliario se convirtió en financiero”, coincidieron los argentinos “sueltos” en Madrid.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.