Se disparan los precios de los monoambientes en el 2021, ¿qué pasa?

El precio del alquiler de un monoambientes en CABA aumentó 7,7% en el mes de mayo, la subida más alta en lo que va del año.

La brecha entre el salario y el costo de alquiler no deja de crecer, el bolsillo de los inquilinos no para de ajustarse y quienes sueñan con mudarse a su primer vivienda ven su deseo cada vez más lejos.

En el cierre del mes de mayo, la mediana de precios de los monoambientes en la Ciudad de Buenos Aires llegó a los $28.000, sin contar un 18% adicional de gastos de expensas y demás costos. En comparación con el Salario Mínimo Vital y Móvil, este sólo puede pagar el 87% del costo mensual de alquiler, según el último relevamiento del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO).

En contra de la tendencia constante que mantenían estas viviendas, los departamentos de un solo ambiente catapultaron su precio de alquiler un 7,7% durante el mes de mayo, a pesar de que la inflación de este mes cerró en 4,1%. Esta alarmante subida fuera del promedio no se registraba por este centro de estudios desde julio del 2020, cuando notaron un salto del 8,6%. En el resto de los meses, los precios de este tipo de unidad variaban entre 0 y 5,5%, promediando un aumento del 3,5%.

La inesperada alza es para Nicolás Partierra, economista jefe del Centro, un evento particular y no sistémico: “No venía siendo la norma, aumentaban más los de dos y tres ambientes. Tal vez dan un salto y los próximos meses no aumentan tanto”.

En cuanto a la subida de precios de todas las unidades por encima de la inflación, Partierrra reflexiona que se está acortando la distancia entre aumento del precio de alquiler y de la inflación: “Se viene cerrando esa brecha por la variación de alquileres de 60% con inflación de entre 35% y 40%. Ahora tenemos una variación del 60% pero una inflación más alta, del 48-50%”.

Hace un año, el alquiler mensual de un monoambiente costaba $17.000, pero en el último año creció en un 60%. Por otro lado, los dos ambientes crecieron un 55% interanual.

La metodología del sondeo puede diferenciarse de la práctica al vender las viviendas, ya que el Centro releva los precios ofrecidos, y no con los que se cierra el contrato. A diferencia de los dos y tres ambientes, puede que los monoambientes negocien más el precio final contractual y esto repercuta en el resultado registrado.

“Se ve un incremento en todo el país por encima de la inflación, recuperando el terreno perdido con las devaluaciones en inflaciones tan altas de 2018 y 2019. Todo esto antes de que entren en la normativa de ley de alquileres que congela en términos reales el valor”, comentó Partierra.

La subida de los precios no permite que gran parte de la población alquile siquiera un monoambiente medio, obligándolos a desplazarse hacia zonas con infraestructura y servicios de menor calidad.

¿Y los dos y tres ambientes?

En el caso de los dos y tres ambientes, sus rentas mensuales -sin contemplar expensas del 18% del costo del alquiler- rondan los $30.000 y $45.000 respectivamente. Estos precios están sujetos a las características propias del inmueble, tales como su antigüedad, si posee cochera, la cercanía a medios de transporte y centros comerciales y su infraestructura. En relación al mes de mayo, los precios se mantuvieron constantes.

Si comparamos los precios con los ofrecidos el año pasado, todas las ofertas aumentaron por encima de la inflación. A pesar de que la inflación registró una subida interanual del 48,8%, los departamentos de dos ambientes aumentaron un 50,0% y los tres ambientes un 55,7% en un año.

¿El fin de la escasez?

La nueva ley de alquileres desfavorece a los locadores, provocando la retirada de sus propiedades de la renta y pasándolos a la venta. Sin embargo, Partierra nota que “de a poco se fue recuperando la cantidad de unidades en alquiler, ya que creció respecto al mes pasado y viene recuperando valores históricos”.

En vistas al futuro, Partierra observa que “cada vez se tarda más en vender los departamentos”, por lo que pronostica que “algo de eso va a volver a ofrecerse en alquiler si no se puede vender en un corto plazo”.

Por: Mercedes Soriano Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.